Fin de año en Venecia

fin-de-ano-en-venecia

Escapada navideña a Italia


Venecia, uno de los escenarios más románticos del planeta y mi destino hace un par de navidades para acabar el año. Durante esta escapada navideña en familia también visitamos otra ciudad bautizada como «la ciudad del amor» por ser el lugar en donde se basó la trágica y famosa historia de los amantes Romeo y Julieta, Verona.

Por supuesto el encanto de estas fechas con sus mercados navideños y luces de colores hacía más idílico el escenario, pero la multitud de turistas que abarrotan cada esquina contrarrestó todo ese encanto.

¿Por dónde empiezo? Ah, sí, quiero deciros que esta entrada, más que una guía sobre Venecia o Verona, es una especie de diario de viaje en donde os contaré mi experiencia navideña por el norte de Italia y mis opiniones al respecto. Por supuesto también comentare curiosidades y puntos principales de la ciudad que puedan ser útiles.

Venecia


¿Dónde nos alojamos?

Nos alojamos en el Lido de Venecia, una pequeña isla de forma alargada de 12 km y unos 20.000 habitantes situada frente a la majestuosa ciudad de Venecia, concretamente a 4 km. En este lugar se celebra el famoso Festival de Cine de Venecia, que tiene lugar a finales de agosto y principios de septiembre. Además la playa del Lido es una de las más conocidas de Venecia y la preferida por sus habitantes. A parte de esto, es una zona tranquila de ambiente relajado, con bonitas y pequeñas casas.

Esta zona es más barata que su vecina Venecia y está conectada a ésta por barcos que salen con frecuencia desde el muelle, los «vaporetto». Estos barcos vienen y van cada pocos minutos realizando diferentes paradas. Se tardan unos 15 o 20 minutos en llegar y cuesta unos 7 euros cada trayecto.

Hotel recomendado

El hotel donde nos hospedamos era el Grande Albergo Ausonia & Hungaria. Este hotel del siglo XX tiene el aspecto de un palacete veneciano, con una fachada repleta de mosaicos y pinturas y habitaciones de estilo modernista. Sobre las camas hay doseles de rayas de colores y los enormes armarios de las habitaciones no tienen nada que envidiarle al de Narnia. Las salas en el interior son muy elegantes con frescos, mármol y lámparas de araña que te harán sentir en otra época. Es un hotel de 4 estrellas pero saca ofertas muy buenas, ¡échale un ojo!

¿Cómo nos desplazamos por allí?

Alquilamos un coche en el aeropuerto para ir hasta el Lido, hacia donde cruzamos en Ferry. De esta forma dispusimos de vehículo el resto de días para poder hacer excursiones y tener flexibilidad de horarios.

Del Lido a Venecia, cogimos el vaporetto, ya que era muy cómodo y tenía un horario muy amplio.

¿Qué ver en Venecia?

Es impresionante adentrarte en la ciudad por el canal viendo sus imponentes edificios a cada lado. Lo mejor para ver Venecia es perderte entre sus calles y canales, contemplando su belleza en cada rincón.

Si visitas Venecia, no te puedes perder:

  • El Gran Canal: 4 km de canal son los que dividen la bonita ciudad de Venecia en dos. Se puede cruzar de un lado a otro a través de cuatro puentes.
  • La plaza San Marcos: la bonita plaza inundada de las fotografías en la que reina la Basílica de San Marcos. En ella se encuentra también el Palacio Ducal, de estilo gótico, que además es un museo.
  • El Campanile de San Marcos, es el campanario de la basílica, desde el que se obtienen unas vistas increíbles de la ciudad. Antiguamente servía como faro.
  • Puente Rialto: el más antiguo y con más encanto de la ciudad. Uno de los mejores lugares para hacer «la foto de la ciudad».
  • La Basílica de San Giorgio Maggiore: posiblemente la iglesia más fotografiada de Venecia, y no es para menos, su diseño es espectacular.

Un poco de cultura:

  • Museo Cívico Correr: es el más famoso, cuenta la historia de la ciudad.
  • Ca’ Rezzonico: uno de los pocos palacios de la ciudad a los que se puede acceder.
  • Galería de la academia: en ella se encuentra la mayor colección de arte veneciano.
  • Ca’ d’Oro: uno de los edificios más bonitos que se sitúan junto al canal.
  • La Scuola Grande di San Rocco: uno de los edificios más importantes de Venecia, sobre todo por la decoración de las paredes que alberga en su interior, pintadas por el famoso Tintoretto.

Excursiones desde Venecia

  • Isla de Burano: la típica escena de postal con pequeñas casitas de colores.
  • Isla de Murano: famosa por sus fábricas de donde sale el famoso cristal de murano.

Venecia en Navidad

Aviso a navegantes, Venecia puede ser una ciudad muy atractiva en estas fechas pero debes ir mentalizado para moverte entre masas de turistas, hacer colas para entrar en cualquier sitio y para que en tus fotos salgan contigo 20 personas más, lo que, por supuesto, resta encanto a la ciudad y al viaje. Me pareció una ciudad muy enfocada al turismo y poco auténtica, había más extranjeros que italianos y estaba abarrotada. Aun así, Venecia me pareció espectacular, preciosa y lo pasamos genial.

¿Recomendable? Siempre que puedas viajar hazlo, pero ten en cuenta que no será un viaje idílico a una ciudad por la que puedas pasear tranquilamente y pararte a contemplar las vistas, (si lo haces serás arrastrado por una marea de gente). Por otro lado, seguro que su arquitectura te sorprenderá, además podrás disfrutar de las tradiciones típicas italianas en estas fechas,lo que es muy interesante.

Fin de año en Venecia

La costumbre en Venecia para Nochevieja es ir a la plaza San Marcos a dar la bienvenida al nuevo año.

La gente acude antes de las campanadas en grupos de familiares o amigos y lleva máscaras venecianas en la cara y botellas para brindar por el año nuevo. A las 12, se escuchan las campanadas desde el campanario de San Marcos y… ¡Feliz Año Nuevo! En ese momento la plaza se ilumina bajo las luces de los fuegos artificiales, es un momento realmente mágico.

Por supuesto, todas las personas que comían y se atragantaban con las uvas mientras presenciaban ese momento, eran delatadoramente españoles. Sí amigo, si no lo sabías esa terrible tradición es solo solita nuestra. Hablo en tercera persona respecto a lo de las uvas porque yo como conguitos, como los niños, no he conseguido que me gusten nunca.

Las uvas en lata son un buen recurso para pasar una la última noche del año fuera de casa sin renunciar a las tradiciones. De hecho, en el supermercado había una balda ya preparada con estas latas, y por supuesto el pasillo y las cajas estaban repletas de españoles.

Después de los fuegos, la mayoría de bares y pubs abren para los que quieran seguir con la fiesta.

Año Nuevo en Venecia

En primer día del año, los venecianos se acercan a las playas de Lido para darse «el primer baño del año» o ver hacerlo a aquellos temerarios que se atreven a meterse en el agua fría con la temperatura de esas fechas (llegamos a estar bajo cero, las aceras estaban congeladas ese día)

Después reparten panettone, lentejas y vino para todos los que acudan. La comida es gratis, aunque puedes dejar propina. Es una tradición muy bonita y, por suerte, no muchos turistas la conocen así que puedes integrarte en una costumbre local de verdad.

Verona


Esta bonita ciudad del noreste de Italia forma parte de una de las siete provincias de la región del Véneto. Es una ciudad pequeña, que desborda encanto con cada rincón. Igual es porque soy una apasionada de la fatídica historia entre los Capuleto y los Montesco, pero Verona me pareció el escenario perfecto para una obra de Shakespeare. Una escapada totalmente recomendable.

¿Qué esperar de Verona?

Es una ciudad con mucho ambiente. Tiene una calle de compras en la que puedes encontrar las típicas tiendas de ropa de cualquier ciudad europea (no puede faltar un Zara bien grande) y tropecientas cafeterías y restaurantes repartidas entre sus plazas y callejuelas.

En navidad, está decorada con luces por todas partes y cuenta con un bonito mercado navideño en la plaza principal de la ciudad, en donde venden productos artesanales típicos italianos, pasta y más pasta y algún que otro artículo navideño para rellenar hueco, allí lo importante es la comida. La plaza está decorada con un árbol de navidad de infarto junto a un piano tocado por un señor que la hace más romántica la escena.

¿Cómo llegar a Verona?

La distancia entre Venecia y Verona es de unos 120 km.

  • En coche: más o menos una hora y veinte. Las carreteras son buenas y amplias.
  • En tren: se tarda aproximadamente 2 horas y 40 minutos. Muy económico cuesta unos 9 euros.

Nosotros fuimos en coche, una opción muy cómoda. En Verona hay parkings donde poder dejar el coche y no son muy caros.

¿Qué ver en Verona?

Arena de Verona

Es el bonito anfiteatro romano de la ciudad de Verona, construído en el siglo 30 d.C. durante el reinado de Tiberio. Su nombre vienen dado por la arena que cubría el suelo. Antiguamente cumplió la función de circo romano, cárcel y sala de concierto para los reyes.

En la actualidad el anfiteatro es la sede de uno de los festivales líricos más importantes y en él puedes disfrutar de producciones de ópera en un ambiente privilegiado.

Casa de Julieta

Icono de la ciudad y uno de los puntos más visitados. No es para menos, es la casa donde se llevó a cabo una de las historias de amor más conocidas en el mundo entero. A pesar de que el famoso balcón de Julieta fue creado en el patio de la casa de los amantes años más tarde de esta bonita historia y de que no se sabe con total certeza si la casa realmente le pertenecía, nadie quiere perderse una foto debajo de éste.

Las paredes entrada al patio de Julieta están repletas de nombres, dedicatorias, notitas y cartas de enamorados que quieren dejar su huella en este lugar. Las paredes se vacían y pintan dos veces al año el 14 de febrero, y el 17 de septiembre, cumpleaños de Julieta.

Una vez atravesado el pasillo, llegas al patio en el que Julieta se asomaba para jurarle su eterno amor a Romeo. Allí se encuentra la estatua de Julieta, a la que, según la leyenda, si tocas el seno regresarás a Verona o bien, encontrarás el amor verdadero (depende de cuales sean tus prioridades).

Se puede acceder al interior de la Casa de Julieta y el Museo. Allí se exponen trajes y objetos de época, obras de arte sobre la historia de los amantes y objetos utilizados en la película “Romeo y Julieta” de Franco Zefirelli. La entrada cuesta unos 6 euros, aunque hay precios de grupo más reducidos.

Otros lugares de interés

  • Piazza Bra: la plaza más grande de Verona. Es el escenario principal que se abre ante tus ojos nada más acceder a la ciudad tras cruzar la muralla. Tiene muchas cafeterías y en ella se coloca una pista de hielo en fechas navideñas, además de un montón de luces y adornos.

  • Piazza delle Erbe: la plaza de las hierbas es una plaza histórica con mucho ambiente, rodeada de restaurantes y edificios increíblemente bonitos. Allí es donde se celebra el mercado. En navidad está llena de luces y la preside un bonito árbol. Allí se encuentra:
    • Torre de Lamberti: una torre medieval de 84 metros desde la que pueden contemplarse unas bonitas vistas de la ciudad.
    • El Palacio de la Razón: conocido también como el palacio del ayuntamiento.
    • La Domus Mercatorum: la casa de los antiguos mercaderes donde se reunían en la Edad Media para discutir acerca de cuestiones económicas.
    • El Palacio Maffei: uno de los edificios más bonitos de Verona.
    • Fuente de Madonna: en la que se encuentra el símbolo de la ciudad.

  • Piazza dei Signori: una plaza muy bonita a la que se accede a ella tras pasar el Arco de la Costa. Allí se encuentra:
    • El monumento a Dante: dedicado al autor de «La Divina Comedia», Dante Alighieri.
  • Calle Giuseppe Mazzini: la calle de las compras.
  • Ponte di Pietra: el bonito puente de piedra  que cruza el río situado a las orillas de la ciudad hacia la parte histórica.
  • Catedral de Santa María Matricolare: la bonita catedral de Verona.

 

0 Comentarios
Compartir

La hormiga curiosa

    Anímate, ¡deja un comentario!

    Your email address will not be published. Required fields are marked*

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.