Oporto en 2 días

oporto-en-2-dias

Oporto es la segunda ciudad más grande de Portugal después de su capital, Lisboa. Es una de esas ciudades que enamora a primera vista, con sus llamativos edificios de azulejos, las calles empedradas, su historia y el ambiente acogedor que desprende.

Yo he estado dos veces y, por supuesto, volvería otra vez. En ambas ocasiones pasé un par de días y puedo decir, a pesar de ser una ciudad grande con muchas opciones en cuanto a ocio y turismo, puedes verla bien en dos días.

Qué ver y hacer en Oporto


Visitar la Sé de Oporto

Se trata de uno de los elementos más llamativos de la ciudad y su edificio religioso más importante, declarado Monumento Nacional. Presenta una mezcla de estilos porque, a pesar de haber sido construida en el siglo XII, ha sufrido varias reconstrucciones desde entonces. No solo destaca por su belleza arquitectónica sino por las vistas que se obtienen desde allí hacia la ciudad, al estar ubicada en uno de los puntos más altos, el barrio de Batalha.

Desde su plaza puedes observar las bodegas de Vila Nova de Gaia, el río Duero y los diferentes barrios repletos de sus característicos edificios estrechos y coloridos.

Entrar en la librería Lello

Es un símbolo de la ciudad por ser considerada una de las librerías más bonitas del mundo y la verdad es que es preciosa tanto por dentro como por fuera. Se dice que la mismísima J.K. Rowling se inspiró en ella para la librería Florish & Blotts de Harry Potter porque durante la época en la que vivió en Oporto se enamoró de ella.

Desde mi punto de vista merece la pena entrar a pesar de los 5 euros de entrada y esperar las colas. Tiene una majestuosa escalera roja principal en el centro de la misma, en las esquinas unos railes con carritos que portan libros, estanterías infinitas con escaleras correderas…el paraíso para quienes aprecien este tipo de lugares y para los amantes de la lectura.

Subir a la Torre de los Clérigos

A pesar de que en Oporto dispones de muchos miradores gratuitos desde los que puedes ver preciosas panorámicas de la ciudad, si es la primera vez que visitas la ciudad, recomiendo subir a la Torre de los Clérigos para ver las vistas desde allí y apreciar, de paso, lo bonita que es la iglesia de estilo gótico en la que se ubica.

El que avisa no es traidor, la subida es a modo tradicional (a pata) y cuenta con más de 200 escalones pero todo esfuerzo tiene su recompensa y al llegar arriba y contemplar las vistas se te pasa el cansancio.

Descubrir una joya de la ciudad, la Iglesia de San Ildefonso

Esta iglesia de estilo barroco se finalizó en el año 1930. Me quedé sin verla la primera vez que fui a Oporto porque estaba cubierta por andamios así que la descubrí en mi última visita y, sin duda, no me decepcionó. Es un imprescindible de Oporto.

Además desde allí puedes bajar hacia la iglesia de los Clérigos por la calle 31 de Janeiro, encontrándote esta vista:

Pasear por la Ribera, la zona más bonita de Oporto

Una de mis cosas favoritas que hacer en Oporto es pasear por la Ribera. Es una zona llena de vida con un montón de restaurantes, bares y terrazas ubicadas frente al río Duero y el imponente puente Don Luis I. Desde allí tienes un primer plano a Vila Nova de Gaia, zona situada justo al otro lado del río.

El ambiente está asegurado, incluso suele haber algún que otro artista tocando música en directo que hace que el lugar sea todavía más idílico. Tomar algo y pasear por allí es un buen plan a cualquier hora, no puedes perderte lo precioso que está de noche con todas las luces de la ciudad y el puente Don Luís iluminado.

Los precios en estos restaurantes son un poco más altos que en otras partes de la ciudad pero no excesivos.

Contemplar las vistas desde Vila Nova de Gaia

Como he comentado, Vilanova de Gaia se encuentra exactamente al otro lado del río, mirando de frente a la Ribera y, sin duda alguna, esta estampa de la ciudad es mi favorita. Podría pasarme horas sentada en una de las terracitas de sus bares o en las escaleras que bajan al río, contemplando los alegres y llamativos edificios y a los barcos que cruzan el Duero.

Es una zona también con ambientazo y muy buen rollo, con un paseo lleno de puestecillos de objetos artesanales elaborados por artistas de la zona. En este lado del río se ubican las bodegas de vino además de un moderno mercado con puestos de comida y bebida de estilo al mercado de San Miguel, en Madrid.

A orillas del río se encuentra un símbolo de la ciudad, los rabelos, barcos utilizados tradicionalmente para transportar las barricas de vino desde los viñedos hasta Vilanova de Gaia.

Otro elemento destacable en esta zona son los murales callejeros escondidos por la calle paralela al paseo que va desde el mercado hasta el puente. Allí podrás encontrar al famoso conejo, obra del artista Bordalo II hecha con materiales reciclados de la basura.

Cruzar el puente Don Luis I, el más famoso de Oporto

El puente Don Luis es uno de los elementos más emblemáticos de la ciudad, el más famoso de los seis puentes que cruzan el Duero. Este puente de hierro fue inaugurado a finales del s.XIX y uno de sus ingenieros, Téophile Seyrig, había sido discípulo de Gustave Eiffel, de ahí el parecido en la estructura del mismo con la Torre Eiffel.

Merece la pena cruzarlo por abajo y por arriba, donde te encontrarás con unas vistas muy bonitas a la Ribera, Vilanova de Gaia y el Duero.

Comer una francesinha, plato típico de Oporto

Algo imprescindible en Oporto es probar uno de sus platos estrella originario de la ciudad y, seguro, el más calórico, la francesinha. Es básicamente un sándwich pero, ojo, no un sándwich cualquiera, lleva: pan de molde, salchicha, mortadela, filete, queso, huevo (opcional) y está cubierto por salsa francesicha, un poco picante. Osea, solo apto para los estómagos más atrevidos.

Contemplar Oporto desde el mirador del Monasterio de la Sierra del Pilar

Cruzando el puente Don Luis por arriba hacia Vilanova de Gaia te topas de bruces con el Monasterio de la Sierra del Pilar. Lo mejor de este monasterio, Patrimonio Mundial de la UNESCO, es el mirador desde el que se obtienen unas vistas preciosas de la ciudad.

Probar los pasteles típicos de Oporto, las “nata”

Esto va especialmente para los más golosos. Estos pasteles son un dulce típico de Portugal muy similar al Pastel de Belem, de hecho, parecen exactamente iguales. La diferencia es que la receta de los Pasteles de Belem es secreta y solo los fabrican en el Monasterio de los Jerónimos, mientras que los Pasteles de Nata se fabrican y venden en el resto de lugares del país. Básicamente son unas tartaletas rellenas con crema de huevo, canela y nata.

Los venden en todos los restaurantes, bares y cafeterías pero yo recomiendo probar los de “La fábrica de la nata”, una cadena que se dedica exclusivamente a la elaboración y venta de estos pasteles. Encontrarás varias tiendas repartidas por la ciudad. Los venden de modo individual o en cajitas de packs.

Conocer la estación de Sao Bento

La estación ferroviaria de Sao Bento es considerada una de las más bonitas de Europa. En su interior, las paredes están revestidas por piedra y murales compuestos por los característicos azulejos, principalmente de color azul y blanco. En estos murales está representada la historia de la ciudad de Oporto y otros episodios de Portugal como batallas, desembarcos y coronaciones.

Fue construida en el s.XIX, sobre las ruinas de un antiguo convento y se convirtió en el foco principal de comunicaciones del país.

Paseo en barco por el Duero

Puedes recorrer la ciudad de Oporto desde el agua, con un paseo en sus barcos tradicionales, los rabelos. Independientemente de la empresa con la que hagas el paseo, suele ser una excursión de alrededor de una hora en la que te explican la historia de la ciudad y pasas por los seis puentes que cruzan el río Duero y comunican la parte norte del país con el sur. Una forma diferente de descubrir Oporto.

Dejo por aquí el enlace a la página de los tours en barco por el Duero.

Tomar un café en la cafetería con más glamour, el Café Majestic

El Café Majestic es la cafetería más famosa de Oporto y en 2011 la consideraron la sexta más famosa de todo el mundo. Se trata de una cafetería histórica inaugurada en 1921 a la que acudían personas distinguidas de la época. Se dice que J.K. Rowling pasaba mucho tiempo allí cuando estaba en plena creación de su primer libro.

Es tal cual, un café glamuroso que te hace revivir la “Belle Époque” por su fachada y el elegante diseño de su interior. Aunque suele haber bastante cola para entrar y los precios son más altos que en cualquier otro establecimiento de la zona, merece la pena aunque sea pasarse por allí solo para verlo.

Visitar la bonita Capilla de las Almas

Es una de las iglesias más famosas y visitadas de Oporto debido a su bonita fachada compuesta por casi 16.000 azulejos azules y blancos que representan la vida de San Francisco de Asís y Santa Catalina. Fue construida en el siglo XVIII, época de máximo esplendor del azulejo portugués.

A mí me parece una de las más bonitas, además se encuentra en un lugar con mucho ambiente del que te hablo a continuación, la calle Santa Catarina.

Pasear por la calle más animada de Oporto, Santa Catarina

La calle Santa Catarina es la zona comercial más importante de Oporto, vamos, la calle de las tiendas, que como en toda ciudad es una de las que más vida tiene.

Allí encontrarás restaurantes, cafeterías, puestos ambulantes, un centro comercial… además esta calle está próxima al Mercado del Bolhao y el Café Majestic.

Visitar una bodega

Si eres un amante del vino, podrás hacer una visita guiada a las diferentes bodegas que se encuentran en la zona de Vilanova de Gaia. Normalmente la visita dura una hora y durante la misma te enseñan el proceso de elaboración y fabricación del vino y la propia bodega.

Puedes acceder a la zona donde se ubican andando o en un teleférico que cruza el río Duero y que ofrece otra buena panorámica de la zona.

Entrar en la Casa del Bacalhau

Los bolinhos de bacalhau son otra de las comidas típicas de Portugal y en Oporto tienen hasta su propia casa. Es una especie de tienda-museo en donde hacen y venden este plato que se parece bastante a una croqueta rellena de bacalao. La entrada es gratuita y el sitio es realmente una pasada, decorado como si de una antigua librería se tratase con un órgano en el piso de arriba donde tocan música en directo.

Los bolinhos son más caros que en cualquier otro restaurante de la zona y por eso yo no los probé allí, aunque seguro que la elaboración está mucho más lograda. Sea donde sea, es un plato típico muy rico que debes probar.

Ver la fachada de la Iglesia del Carmen, la más bonita de Oporto

Hay un montón de iglesias, monumentos y edificios en Oporto revestidos con fachadas impresionantes pero la de la Iglesia do Carmo es mi favorita. El mural del lateral de su fachada fue elaborado en 1912 y tiene algo especial que hace que necesites tener entre tu álbum de Oporto una foto con ese fondo.

Bajar por las escaleras de Barredo

Quizás el lugar con más esencia de Oporto. Estas escaleras cruzan el barrio de Barredo, bajando desde la plaza de la catedral hasta la zona de la Ribera, serpenteando entre casas típicas de fachadas de colores. Incluso puedes ver la ropa colgando desde sus ventanas, algo muy característico de la ciudad.

Recomiendo hacer la visita a este barrio en ese sentido, de la catedral hacia abajo porque son unas cuantas escaleritas

Pasar por la Avenida de los Aliados

Esta avenida está en pleno centro de Oporto, situada junto a la Praça da Liberdade, donde se encuentra el ayuntamiento. La plaza está rodeada por majestuosos edificios de finales del s.XIX y en el centro se encuentra la estatua de D. Pedro IV a caballo.

Es una de las mejores zonas para alojarse en la ciudad debido a su ubicación próxima a todos los monumentos de la ciudad.

Si vas más de 2 días a Oporto


Si vas a pasar más de dos días a la ciudad y tienes tiempo de alejarte del centro o de visitar lugares que requieren mayor detenimiento, recomiendo echar un vistazo a lo siguiente:

  • Costa de Oporto
  • Jardines del Palacio de Cristal
  • Palacio de la Bolsa
  • Museo Nacional Soares dos Reis
  • Espectáculo de Fado

Si quieres saber más sobre Oporto, dejo aquí el link directo de la entrada Descubre la cara norte de Portugal. En ella podrás encontrar curiosidades como cuál es y cómo se celebra su festividad más importante o bien descubrir otros lugares bonitos del norte de Portugal.

Dónde alojarse en Oporto


Como he mencionado anteriormente, la zona más céntrica es en donde se encuentra la Avenida de los Aliados, aunque quizás los precios sean un poco más elevados.

Ten en cuenta es que, te alojes donde te alojes, la mayor parte de los puntos de interés de Oporto están construidos en pendiente, por lo que no te vas a librar de las cuestas. Yo recomiendo una zona próxima a los elementos más representativos de la ciudad, aunque no sea en el mismo centro. De esta forma no tendrás que andar demasiado de regreso al hotel después de pasar el día pateando la ciudad cuesta arriba y abajo porque créeme, es agotador. En resumen, mira ofertas y no te alejes mucho del centro.

Yo me alojé cerca de la zona del mercado del Bolhao, próxima a la calle Santa Catarina y quedé encantada con la ubicación y el apartamento. Lo recomiendo 100%, así que os dejo el link “Your Opo Bolhao Apartments”.

0 Comentarios
Compartir

La Hormiga Curiosa

    Anímate, ¡deja un comentario!

    Your email address will not be published. Required fields are marked*

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.