Road trip por el sur de Francia

road-trip-por-francia

Francia, el país del amor, las baguettes, el vino y el queso… pero también de los campings, la duna más grande de Europa, de los faros, de las ostras, de los castillos, los viñedos y de los pueblos de cuento.

Un país que enamora y que, por suerte, ¡lo tenemos pegadito al nuestro! lo que lo convierte en una súper opción para viajar aunque no dispongamos de muchos días y es que las escapadas también molan y se les puede sacar mucho partido.

¿Por qué hacer un «road trip» por Francia?


Un road trip es el viaje en coche por carretera de toda la vida pero dicho de forma más «cool». Ruta en mente, mapa en navegador y ¡a viajar! Lo cómodo de hacer un road trip es que dispondrás de transporte en todo momento para acercarte a los destinos que te apetezca cuando quieras, sin depender de horarios.

Además, Francia tiene buenas carreteras y conexiones, de hecho está muy preparado para viajes sobre cuatro ruedas, sobre todo para viajes en camper o caravana ya que hay mucha tradición en el país y encontrarás cantidad de parkings y zonas acondicionadas para ello.

Es un país muy preparado también para andar en bici, dispone de carril bici en todos los pueblos y ciudades, por lo que en este viaje añadimos también las bicis a la aventura.

Si no vives en una zona próxima a Francia y el viaje con tu propio coche te resultaría pesado, siempre es una buena opción elegir la ruta que más ganas tengas de hacer, coger un vuelo a una ciudad próxima y allí alquilar un coche.

Rutas famosas para hacer un «road trip» por Francia


Como he dicho, Francia está preparado para hacer rutas cómodamente por todo el país y ofrece un montón de lugares interesantes, así que la decisión sobre el itinerario dependerá básicamente de los días o presupuesto del que dispongas y de lo que más ganas tengas de ver. Por aquí te dejo un resumen de las rutas más famosas y las ciudades grandes más próximas a cada una de ellas:

Normandía

Durante esta ruta podrás visitar los puntos más destacados de la zona del desembarco de Normandía con sus bonitas playas llenas de historia. Acabarás el recorrido en uno de los lugares más representativos de Francia, el Mont Saint Michel, ese increible castillo situado en lo alto de la colina de una pequeña islita que bien podría ser el mismísimo Hogwarts. Esta zona no está muy lejos de la capital del país, París.

Costa Azul

En esta zona de costa podrás encontrar glamurosas ciudades como Marsella, Niza o Cannes, junto con un sinfín de playas y románticos acantilados.

La Provenza

Está situada más hacia el interior y en ella se encuentran bonitos pueblos entre campos de lavanda. Algunos de los más conocidos son Gordes, Signon, Ansouis, Aviñon o Sault, en donde se concentran la mayor parte de estos campos morados.

Alsacia

Se trata de una ruta circular compuesta por ocho pueblos que podrían haber sido sacados de cualquier cuento de los hermanos Grimm. El más conocido de todos ellos es Colmar, famoso por su mercado navideño y sus fachadas adornadas. Dejo aquí el enlace a la entrada del blog en la que hablo de Colmar. Esta región se encuentra cercana a la ciudad de Estrasburgo.

Valle de Loira

¿Quieres sentirte como de la realeza visitando antiguas rutas de castillos de ensueño? Entonces la ruta de los castillos del Valle de Loira es tu ruta. Comprende desde Nantes a Orleans y uno de los castillos más  conocidos es el de Chambord. París está  próxima a esta zona.

Midi-Pyrénées

Destaca por sus encantadores pueblos de montaña, algunos de ellos construidos totalmente en vertical sobre la misma, como es el caso de Rocamadour. Conocida también por su gastronomía, los quesos están de muerte y por ser la región más amplia de Francia. Toulouse es la ciudad más importante de esta zona.

Las landas

Surf, campings, pinares y lagos es parte de lo que ofrece esta región, la mejor para un viaje en caravana. Allí podrás encontrarte de bruces con la duna más grande de Europa, los mercadillos de Hossegor, degustar las ostras de la bahía de Arcachón o visitar la elegante Burdeos.

Dordoña Perigord

Esta ruta está repleta de preciosos pueblos medievales custodiados por castillos situados junto al río Dordoña. Por si esto  fuera poca cosa, estos pueblos están rodeados por viñedos y campos de girasoles.

Road trip por el sur de Francia: Aquitania


Cómo habéis visto, existen muchas opciones. En mi caso, cuando dispongo de pocos días, visito la zona de las Landas debido a su proximidad a donde vivo. En estas escapadas suelo pasar por Biarritz, San Juan de Luz y pueblitos un poco más al norte con mucha vida como Hossegor. Esta vez, con más días en el itinerario, la ruta se extendió un poco más hacia el norte y al este, incluyendo también la zona del Dordoña.

¿Dónde se encuentra la región de Aquitania?

Aquitania es una región situada al suroeste de Francia, limitando en la frontera de España con  Guipuzkoa y Navarra. Es la región más grande de Francia así que puedes imaginarte la cantidad de lugares que hay para visitar, pasando por bahías y faros hasta viñedos y ríos. 

Para saber de manera más profunda todas las opciones que hay para hacer y ver en esta zona aquí os dejo el enlace a la página de la guía de turismo de Aquitania.

¿Cómo llegar?

Tienes varias opciones para llegar a esta zona:

  • En avión: Si te encuentras lejos de la zona y no dispones de suficientes días para perder en el trayecto, podrás volar hacia el aeropuerto de Burdeos y alquilar allí un coche para comenzar el viaje.
  • En coche: Si vives cerca de la frontera con Francia y te dispones hacer el viaje en coche, ten en mente que el trayecto hasta esta zona es de unas 4 horas si sales del País Vasco, unas 5 si sales de Cataluña

Zonas de Aquitania visitadas

Este viaje se ha centrado principalmente en la zona de Dordoña-Peridord, aunque también hemos visitado la Gironda, otra zona de Aquitania en donde se encuentra uno de mis lugares favoritos de Francia, la Bahía de Arcachon. Nos hemos acercado también a uno de los pueblos más famosos de la región de los Midi-Pyrénées, Rocamadour.

  • Bahía de Arcachón (Gironda): el lugar perfecto para desconectar y disfrutar del mar. Junto a las orillas de la bahía se encuentran pueblos costeros dedicados al cultivo de ostras, miradores en lo alto de bonitos faros, campings entre lagos y pinares y la perla de esta zona, la duna más alta de Europa, la Duna del Pilat.
  • Dordoña-Perigord:  es simplemente mágica, el río Dordoña cruza la región entre pintorescos pueblos medievales y castillos que se alzan entre campos de viñedos. 

Itinerario road trip de cinco días por el sur de Francia


El itinerario del viaje fue el siguiente:

Bahía de Arcachon – Saint Emilion – Sergeac – Saint Leon Sur Vezere – Rocamadour – Castelnau la Chapelle – Beynac et Cazenac – Bergerac – Burdeos

Bahía de Arcachon

Hace unos años habíamos estado en esta preciosa zona, por lo que fuimos directamente a lugares concretos sin recorrerla entera aunque, sin duda, merece mucho la pena pasar unos 3 días por esta zona disfrutando de todo lo que ofrece. 

¿Qué ver en la Bahía de Arcachon?

Gujan- Mestras

Visitar Gujan-Mestras, la capital de las ostras de Arcachon, para conocer el proceso del cultivo de éstas y si te gustan, degustarlas claro, estarías en el mejor sitio. Se trata de una zona con mucho ambiente, repleta de casitas de madera adornadas con diferentes colores, puestos de ostras, restaurantes y bares con terrazas que dan a la ría, donde se atracan los barcos.

Arcachon

Recorrer el pueblo de Arcachon por el carril bici que lo atraviesa es una buena opción para contemplar la vida que tiene el paseo junto a la playa. Hacia el otro lado del pueblo se encuentra una zona residencial con casas y palacetes entre los que perderse dando un paseo.

Cap Ferret

Desde Arcachon salen barcos hacia Cap Ferret, una bonita zona desde la que se contempla la majestuosa Duna de Arcachón, en donde además de poder pasear por la playa y sus animadas calles con tienditas y bares, puedes obtener unas magníficas vistas a la bahía desde el mirador de su gran faro. Los barcos hacia Cap Ferret salen cada poco tiempo, el último es a las cinco y desde Cap Ferret a Arcachon a las siete y media. Recomiendo ver la zona en bici para poder aprovechar más el tiempo y desplazarte con mayor facilidad. Puedes pasar las bicis en el barco pagando un poco más, o bien, alquilarlas en el propio Cap Ferret.

cap ferret

Arés

Se trata de otro pequeño pueblo ostrícola en el que se encuentra la Torre Redonda, un antiguo molino de viento, el estanque St-Brice, bonitos paseos y playas junto a pinares en los que poder echar la siesta después de pegarte un baño o hacer padle surf (en toda la bahía se lleva mucho).

Duna du Pilat

Es la duna más alta de Europa con 108 metros de altura, 500 metros de ancho y 3km de longitud. Hacia un lado tienes unas vistas preciosas al mar y al otro, a un gran bosque frondoso. La gente suele ir allí con sus cervezas a ver cómo se pone el sol, un plan perfecto si el día está despejado. 

¿Cómo disfrutar de la Bahía de Arcachon en un día?

Nosotros disponíamos solo de un día para visitar la zona y no un día seguido, sino repartido entre la tarde del miércoles y la mañana del jueves. ¿Cómo lo aprovechamos? Nada más llegar, cogimos las bicis y dimos un paseo por Arcachon hasta el muelle desde el que salen los barcos a Cap Ferret, allí cruzamos el pueblo hasta el faro para admirar las vistas a la bahía y la Duna del Pilat desde su mirador.

El día estaba cerrado así que nos saltamos ver el atardecer desde la Duna du Pilat (lo habíamos hecho en otro viaje), por lo que lo rematamos cenando en Biscarrosse, donde durante las noches de verano se celebra un mercado nocturno de 8 de la tarde a 11 de la noche. Al día siguiente desayunamos en Gujan- Mestras, el pueblo ostrícola de la bahía y dimos un paseo por la zona en donde se produce todo el proceso del cultivo de ostras. 

Saint Emilion

La llegada al pueblo es espectacular, entre campos de viñedos y Chateaux hasta que, de pronto, te cruzas de bruces con un pequeño vestigio de lo que fue el monasterio domínico del s.XII, ¡vaya bienvenida!  y esto es solo el principio, el pueblo te deja sin palabras.

¿Qué ver en Saint Emilion?

Lo mejor para visitar el pueblo es perderte entre sus callejuelas cámara en mano. Podrás contemplar lo bonito que son todos sus rincones y construcciones, entrar en las pequeñas tiendas artesanales y descansar tomándote un vino en la plaza central. Algunos de sus puntos más destacados son:

  • Iglesia monolítica de Saint Emilion y Catacumbas. Existen visitas guiadas en el interior.
  • El campanario: desde donde destacan las vistas.
  • Torre del rey: tras 120 escalones podrás disfrutar de una bonita vista al pueblo.
  • Chateaux: son residencias o fortificaciones que antiguamente pertenecían a la nobleza o señores pudientes y que ahora, están convertidas en bodegas de vino. Hay muchos distribuidos por la zona que podrás visitar e incluso hacer cata de vinos. Algunos de ellos incluyen visitas gratuitas.
  • Viñedos: los alrededores de este pueblo son la mejor opción para dar un paseo entre viñedos. Coge la bici y a disfrutar de una escena de película, tanto es así que además de iglesias, chateaux y viñedos, podrás encontrarte con castillos abandonados. ¿Puede ser más idílico?

Restaurante recomendado en Saint Emilion

El pueblo ofrece una amplia oferta en cuanto a restaurantes y bares. Si buscas algo económico y de calidad te recomiendo la Pizzeria du Vieux Lavoir. Esta céntrica y en ella podrás encontrar buena comida a buen precio. Las pizzas están buenísimas.

Saint Leon Sur Vezere

Es un pequeño pueblo de bonitas calles y casas con bajos convertidos en talleres artesanales situado junto al río. Tiene una iglesia romántica que se encuentra en la plaza principal, cerca del castillo Clerans, en el centro del pueblo.

¿Qué hacer en Saint Leon?

La actividad principal en Saint Leon es hacer kayak río abajo, rodeando el pueblo hasta llegar al Chateau de Losse. Otra buena opción es pasear en bici por el pueblo, uno de los recuerdos más bonitos que tengo del viaje.

¿Dónde alojarse?

Saint Leon es un pueblo pequeño y puede ser complicado encontrar alojamiento allí, nosotros nos quedamos en Sergeac, un pueblo todavía más pequeño que se encuentra a 6 km de distancia. Allí nos alojamos en Auberge  de Castel Merle, un hotel de cuento que parece la casa de la Cenicienta con unas vistas increíbles al Dordoña desde su terraza. 

Restaurante recomendado

Tanto si te alojas en Sergeac como en Saint Leon, recomiendo el restaurante L’Auberge du Peyrol. Se trata de una enorme casa de piedra de estilo francés con unas vistas impresionantes ubicado en Sergeac. La comida es de muy buena calidad y los precios son asequibles. Nosotros fuimos dando un paseo en bici desde el hotel, cruzando el pueblo como si estuviésemos en una película francesa antigua.

Rocamadour

Este pueblo tallado sobre roca, no forma parte de la ruta por Aquitania, ya que pertenece a  la región de Midi-Pyrénées. Lo alucinante de este lugar es que el pueblo está en vertical, asciende 150 metros atravesando la montaña de la cima al suelo. Si estás en plena forma, puedes recorrer el pueblo subiendo y bajando escaleras, pero no te preocupes porque también hay ascensor. El pueblito se ve rápido, en el medio tiene una capilla que recuerda a la de Covadonga, en el suelo las calles empedradas con sus casas de estilo medieval y en la cima la guinda del pastel, el castillo

¡Por cierto! si eres un amante de los quesos, no puedes irte de este pueblo sin probar el queso de cabra, es algo típico del lugar.

Beynac et Cazenac

Otra joya de la corona, un pueblo de postal que se alza en la montaña sobre el río. Si con los pueblos del Dordoña te quedas boquiabierto, con este te da un parraque. Su imagen desde el agua fue uno de mis momentos favoritos y por eso he escogido su foto como portada de esta entrada.  Cómo mejor puede conocerse el pueblo es a pata, subiendo por las callejuelas hasta la iglesia de Saint Martial, en lo alto.

¿Qué hacer en Beynac et Cazenac?

Lo mejor para contemplar la belleza de este pueblo es hacerlo desde el río. Se ofrecen excursiones en gabarra, unas barcas típicas de Francia, en las que se hacen visitas guiadas por el río. El paseo cuesta 6,5 euros y dura media hora. También tienes la opción de hacer el paseo en kayak, hay diferentes empresas organizadas en distintos puntos a través del río.

Si esto te parece poco, hay otra forma todavía más molona de ver el pueblo… ¡desde un globo aerostático! Sí, has leído bien, desde esta zona se ofrecen actividades de este tipo. Dejo por aquí más información sobre cómo sobrevolar esta bonita zona en un globo aerostático.

¿Dónde alojarse?

Recomiendo alojarse en Castelnau du Chapelle, a 5 km de Bynac. Allí se encuentra un imponente castillo, Chateau de Castelnaud, con unas preciosas vistas al río Dordoña. Hay más opciones de alojamiento y más barato.

Bergerac

Es un pueblo con mucho ambiente, repleto de terrazas. El casco histórico está formado por casas estilo Bretaña francesa y calles empedradas. Fuera de éste puedes encontrar una gran calle de compras y una bonita catedral. 

Burdeos

Qué decir de esta preciosa ciudad, todo en ella es bonito. Le llaman la pequeña París y no es para menos, en cada una de sus calles y edificios se respira elegancia. Puedes encontrar un sinfín de cafeterías con dulces típicos como los Canelé o Macarons.

¿Qué ver en Burdeos?

  • Casco viejo
  • Catedral gótica
  • Puerta Cailhau
  • Rue Sainte Catherine: una de las calles comerciales más largas de Europa.
  • Gran Teatro de Burdeos
  • Esplanada de Quinconces
  • Place de la Bourse: mi lugar favorito. A parte de tener unas vistas increíbles al edificio del parlamento, esta plaza está llena de vida. Es un lugar en el que los niños van a jugar y chapotear en el agua del suelo de la plaza y los adultos a refrescarse y hacer fotos. Cada cierto tiempo salen chorros de vapor de agua y se llena de gente que acude a ver el espectáculo.

 

0 Comentarios
Compartir

La hormiga curiosa

    Anímate, ¡deja un comentario!

    Your email address will not be published. Required fields are marked*

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.